miércoles, 23 de diciembre de 2009

Hilando

Siglos sin escribir porque todo lo que tengo en el coco es mierda podrida. Estoy deseando que se acabe el 2009, seriamente.

Esperanzas idióticas en que el 2010 va a ser la hostia. Porque la Esperanza es lo último que se pierde.

Hace poco soñé con las Hilanderas.

Eran tres jóvenes con vestidos blancos y gaseosos, casi desnudas. Bailaban una extraña coreografía con manos y piernas, pisando madejas de hilo y enrollándoselas en las manos y en las piernas y yo las miraba fijamente, tumbada en el suelo, enfurruñada. ¿Y por qué estaba enfurruñada? pensaba que aquello era una fiesta (porque era una especie de fiuestuki de barrio) denigrante para la mujer, el único objetivo era que los tíos vieran alguna teta, o algún muslo a través de sus finísimos vestidos. Y al mismo tiempo no podía dejar de mirarlas cómo pisaban y se enrollaban los hilos sobre sus cuerpos, como si me hipnotizara o yo estuviera buscándole algún significado.

Según Robert Graves:

Existen tres Parcas asociadas, vestidas de blanco, engendradas cuando Érebo fecundó a la Noche, conocidas con los nombres de Cloto, Láquesis y Átropo. Esta última es la más menuda de tamaño, pero a la vez la más terrible (...). En realidad, los hombres piensan que hasta cierto punto pueden controlar su destino evitando peligros innecesarios (...). Por el contrario, otros sostienen que el propio Zeus está sujeto a las Parcas, como confesó una vez la sacerdotisa de Pitia en un oráculo, simplemente porque ellas no han sido engendradas por él, sino que son hijas partogénicas de la Gran Diosa Necesidad, contra la cual no luchan ni siquiera los dioses, y que es llamada "el implacable Destino".

Las Moiras o Tres Parcas representan la Triple Diosa Luna -de ahí su indumentaria blanca y la hebra de lino que se le consagra en su forma de Isis-. Cloto es la hilandera, Láquesis la medidora y Átropo la que no puede ser evadida o rechazada. Moira significa "parte" o "fase", y la luna tiene tres fases y tres aspectos: la luna nueva, diosa doncella de la primavera, que representa el primer periodo del año; la luna llena, diosa Ninfa del verano, que representa el segundo periodo; y la luna vieja, la anciana del otoño, que encarna el último periodo anual.


No me aclara nada, pero me fascina haber tenido un sueño de esos que Jung llamaría mitológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada